top of page
  • AOA

Levantan preocupación por la participación de Chile en la próxima Expo Osaka

A través de una carta al director publicada en El Mercurio el pasado 19 de junio, fue el past president de la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA), Yves Besançon, quien alertó a la opinión pública porque solo faltan 22 meses para la realización de la Exposición Universal de Osaka y Chile no figura en la lista de 156 países que han confirmado su participación.


Expo Osaka se realizará durante seis meses en el año 2025 y se estima que asistan cerca de treinta millones de personas. Bajo el tema "Diseñando la Sociedad del Futuro para Nuestra Vida", se tratarán temáticas como arquitectura, movilidad, innovación y medioambiente.


“Lo mejor de lo nuestro y nuestra arquitectura fueron presentadas en las exposiciones de Sevilla 1992, Shanghái 2010 y Milán 2015. Luego del esfuerzo realizado para estar en Dubái 2020 con un pabellón emblemático, proyecto ganado por concurso público por el equipo de arquitectos Radic, Puga y Velasco y que lamentablemente no se llevó a cabo a pesar de contar con su proyecto terminado e iniciadas las obras, hoy Chile no figura en la lista de países participantes en la futura Expo 25. Solo cabe preguntarse: ¿por qué no estaremos en Osaka?, y esperar una respuesta satisfactoria”, sostuvo el past president en la misiva.


En marzo de 2019, había sido el mismo Besançon, y también a través de El Mercurio, quien había hecho un llamado similar, ante la presencia en Chile de la Expo Dubai. En esa ocasión, el Gobierno hizo eco, con la realización de un concurso, el cual referencia en su carta reciente, al igual que el hecho de que finalmente no se llevara a puerto aquella iniciativa, terminando nuestro país representado por un galpón entregado en préstamo por los organizadores de Expo Dubai.

Y tal como sucedió en esa ocasión, la posibilidad de estar ausente en la Expo Universal despertó el interés de la prensa especializada. En el programa Ciudad Pauta, de radio Pauta, donde el arquitecto es comentarista, el tema fue relevado a través de una entrevista. “Sería una gran pérdida”, sostuvo ante la posible ausencia de Chile en la feria internacional, añadiendo que “si hay algo importante de participar o no en Osaka 2025 es precisamente darle visibilidad a un país tan pequeño que está en el fin del mundo”.


Unos días después, fue el Mercurio quien llevó la noticia de la preocupación de los expertos, señalando, de parte de la Cancillería, que aunque Chile no está inscrito en la Expo Universal, no se ha descartado la participación. Según indica Relaciones Exteriores en la nota, “contrario a lo ocurrido con la rechazada condición de invitado de honor a la Feria del Libro de Frankfurt 2025, donde se envió una carta formal declinando su participación, en este caso eso aún no ha ocurrido”. Con todo, no hay, por ejemplo, maquetas o renders de cómo podría ser el pabellón chileno, añade el medio. En la noticia también es parte la Asociación de Oficinas de Arquitectos a través de Yves Besançon: “Contrario a Dubái, Chile no figura entre los países participantes. Necesito que alguien me explique si vamos o no, y si ese fuera el caso, ¿por qué no vamos?”. Además, cuestiona el corto plazo que queda para preparar los concursos públicos y la materialización de un proyecto. “No han hecho nada”, reclama.


El 24 de junio, a través de su columna¡Basta de papelones!” en La Tercera, el periodista fundador de Santiago Adicto, Rodrigo Guendelman se sumó a la preocupación por el tema. En el escrito, recuerda lo sucedido para la Expo Universal anterior y hace un llamado a no repetir los errores. “Volvemos a estar atrasados, a depender de una persona que vuelve a escribir una carta al diario y que llama al Estado a la acción, a que esta carta produzca algunas reacciones en otros medios de prensa, a que Cancillería conteste que aún no ha descartado la participación en el evento. Es decir, un limbo, una zona gris donde no se toman decisiones y se arriesga perder otra oportunidad para mostrar nuestra marca país a través de la arquitectura del pabellón y de su contenido”, dijo el periodista.


El tema continuó en la edición del 27 de junio del programa Santiago Adicto, en Radio Duna, donde Guendelman conversó con Besançon sobre la lamentable omisión, el valor de la arquitectura como una profesión de exportación y la inversión que se rentabiliza en negocios, imagen país y turismo: “Ir a una exposición universal es un beneficio gigantesco, porque la visitan millones de personas, que muchas son de negocios que después vienen a Chile a invertir”, comentó el arquitecto.


Comments


bottom of page