top of page
  • AOA

José Domingo Peñafiel: “La obra de Juan Borchers es de una potencia y carácter incomparables”

Recientemente, se realizó en Espacio AOA el seminario: “Juan Borchers Revisitado”, que versó en torno a la figura, los trabajos teóricos y la obra del destacado arquitecto chileno.


Bajo la invitación de Constructo, la actividad contó con la participación de Fernando Pérez, Marcelo Sarovic y José Domingo Peñafiel como expositores.


Se trató de una actividad con miradas diversas y complementarias que “con seguridad dieron nueva vida por unas horas a la persona y obra de un personaje único como fue Juan Borchers”, sostuvo José Domingo Peñafiel, quien tiene una especial conexión con el relevado profesional: “Tuve el privilegio de asistir a sus seminarios en la Escuela de Arquitectura de la UC y luego haber sido dirigido por él en mi tesis de grado, se transformó para mí en un hito importante en mi vida y en mi carrera profesional”.


En la siguiente entrevista, Peñafiel revisa los principales alcances del aporte del versátil arquitecto.


¿Cuál es la relevancia de Juan Borchers para la arquitectura nacional?

Diría que Juan Borchers tiene una doble relevancia para la arquitectura nacional e incluso internacional.


Por un lado, desarrolló una obra teórica con una serie de medidas para aplicar en arquitectura, comparable al Modulor de Le Corbusier, pero sin los problemas de esta última. Sin embargo, la obra teórica de Juan es compleja y algo críptica para el lector no especializado. A pesar de eso, es una obra preciosa donde se juntan y cruzan diferentes culturas a través del tiempo y del espacio y recurre a todas las manifestaciones del arte para situar su propuesta.


Por otro lado, su obra construida es muy acotada y escasa. A pesar de ello, se puede situar entre las manifestaciones arquitectónicas más potentes de su época.


¿Por qué es importante analizar su obra?

Porque, como he dicho, su obra es de una potencia y carácter incomparables. En su obra construida, estas características no pasan por su tamaño, por su costo ni por sus terminaciones. Está basada solamente en la riqueza arquitectónica y en las formas que la componen de manera íntegra.

A su juicio, ¿Cuáles son sus tres obras más destacadas?

La primera es su obra teórica, que es mucho más que unos textos. Son propuestas completas, profundamente fundamentadas y llenas de fuerza.


La segunda es su mayor obra construida, la Copelec de Chillán. En este proyecto él no aparece como su autor, pero trabajó de la mano con Isidro Suarez y Jesús Bermejo para lograr uno de los edificios emblemáticos de la arquitectura de mediados del Siglo XX en hormigón visto. Es un edificio muy cargado de materia arquitectónica, con un carácter único y una presencia inolvidable. A pesar de haber sido construido en Chillán en los años sesenta, se integra como volumen a la escala de la calle y del barrio.


La tercera obra puede ser la Casa Meneses, donde hizo la arquitectura, los murales en el hormigón visto y parte de los muebles. Aunque se trata de una casa de barrio de dimensiones bien acotadas, nuevamente nos encontramos con una obra potente, con un interior extraordinariamente expresivo, que ha debido resistir al cambio de dueños, al cambio de los tiempos y a las intervenciones poco afortunadas.


A pesar de todo lo anterior, la arquitectura ha sido más fuerte.


Comments


bottom of page