top of page
  • AOA

AOA en prensa - Cuidado de la ciudad y el patrimonio

Tal como indica nuestro lema “Juntos por mejores ciudades”, es preocupación constante para la Asociación de Oficinas de Arquitectos, el desarrollo y cuidado de los emplazamientos donde vive más del 90% de la población mundial.


En el último tiempo, se ha puesto especial acento tanto en los daños que sufren las urbes producto de la efervescencia social, como en el cuidado del patrimonio.

En el mes de marzo, distintos medios de prensa recogieron la postura de AOA en la discusión sobre la nueva Ley de Patrimonio, ante los cuestionamientos que se desataron por el articulado que se encuentra en tramitación. Más adelante, en noviembre recién pasado, el pastpresident de nuestra asociación Yves Besançon, insistió en la preocupación por el retraso de su promulgación, en una carta al director, denomina “Ley de patrimonio”, publicada en La Tercera.


En abril, la pastpresident de AOA, Mónica Álvarez de Oro, publicó en La Tercera la carta al director "El regreso de la belleza", la cual abogó por la necesidad de volver a creer en la belleza y su capacidad de apoyar la paz y la vida en común: “En los pasados dos años, nuestra sociedad se ha sumergido en la desesperanza y la fealdad. La destrucción de nuestro patrimonio urbano y arquitectónico, la vandalización sistemática y recurrente del espacio público, el rayado de muros, la violencia cotidiana, el narcotráfico y la delincuencia, son eco de esta tragedia. Parece racional, entonces, actuar y volver reflexiva y activamente a su búsqueda, antes incluso que las nueve prioridades establecidas para el primer tiempo de su gobierno, o mejor aún, en todas ellas”, aseveró.


Otra línea de pensamiento la ha impulsado la ciudad de Valparaíso. En el mes de mayo, el pastpresident Yves Besançon expresó su satisfacción por el anuncio de poner en marcha tres ascensores: Espíritu Santo, Cordillera y Concepción. “Recuperar el abandono que presentan los bienes patrimoniales en nuestro país en general y, en especial los ascensores de Valparaíso, va en directa relación con la calidad de vida de los ciudadanos que merecen vivir en ciudades limpias, cuidadas y seguras”, sostuvo en una carta “Ascensores de Valparaíso, Patrimonio Nacional” publicada en La Tercera. En noviembre, a través de su columna “Valparaíso, patrimonio en peligro”, se refirió a la posible entrada en la Lista de Patrimonio Mundial en Peligro. De esa forma señaló, “se lograría que las autoridades prepararan planes de gestión del patrimonio de la ciudad y poder revertir el degradante estado en que se encuentra”, aseveró Besançon.


Ante la conmemoración del Día de los Patrimonios, José Domingo Peñafiel, socio AOA, sostuvo en El Mercurio con su carta “La paradoja del patrimonio”, cómo la celebración se torna contradictoria con un panorama de destrucción en ciudades de todo el país, a causa de los conflictos sociales.


Respecto al deterioro del centro de Santiago, tema que se ha mantenido constante durante el año en los medios de comunicación, la AOA ha levantado su voz en prensa en varias ocasiones. Yves Besançon, pastpresident AOA, sostuvo en su carta, “Emergencia en Santiago”, publicada en El Mercurio, que “Es evidente que nuestra ciudad está viviendo una grave emergencia sanitaria, derivada de la crisis social que ha generado un comercio ilegal sin control, asentamientos informales armados con carpas y cartones y delincuencia desatada, generando condiciones sanitarias propias del siglo XIX”. En tanto, en el mes de julio, en la opinión “El centro de Santiago no da para más” publicada en La Tercera, José Domingo Peñafiel manifestó que “el centro de Santiago es el jardín, el paseo abierto, el lugar de desahogo de tantas personas que no cuentan con esto en su hogar. Es un lugar privilegiado en la ciudad, donde se podrían habilitar viviendas con buena infraestructura, aprovechando la existente”. Mientras que, en octubre pasado, en su misiva “Grafitis, ciudad y democracia”, Besançon comentó “El derecho de vivir en ciudades limpias y bellas no puede ser derrotado tan fácilmente y la autoridad no puede continuar impávida ante este peligroso y degradante deterioro”.

En una carta conjunta Yves Besançon y Jose Domingo Peñafiel denominada Intervención de fachadas en zona cero, publicada en el mes de octubre por La Tercera, se refirieron al acuerdo firmado entre autoridades para iniciar la recuperación de la llamada "Zona Cero". “Esta puede ser la semilla que permita devolver la belleza perdida y sensibilice a todos para cuidar los espacios urbanos. Sin embargo, nada será efectivo si estas medidas no van acompañadas de acciones concretas en seguridad y la participación colectiva en la pacificación de la vida ciudadana”, señalaron Besançon y Peñafiel.


Generó esperanza el anuncio de la posible reactivación del proyecto Eje Alameda-Providencia. Tanto Yves Besançon como Fernando Marín hicieron públicas sus opiniones en La Tercera. Mientras el primero señaló en su carta “Reactivación eje Alameda – Providencia” que “esta unión urbana es una buena señal integradora para nuestra ciudad que hoy está segregada y dividida”, Marín sostuvo que “Es una gran oportunidad para poner en discusión que otros ejes viales de este alcance en la configuración urbana de las ciudades, no debieran estar bajo la tutela exclusiva de alcaldes y concejos municipales de mirada acotada a límites administrativos, sino bajo la visión más sistémica que implica necesariamente una autoridad metropolitana, en el entendido que las decisiones de hoy serán el espacio urbano de varias generaciones futuras”, revisa la carta completa aquí


Fernando Marín también, durante agosto, levantó la voz en medios de prensa de todo el país por el estado de las ciudades víctimas de la violencia. “Cuando tanto se habla de la 'Casa de Todos', pareciera olvidarse la que ya existe, pero en un terrible estado, producto del vandalismo impune, y no es otra que nuestra ciudad. Entiéndase esta como cualquiera en que el lector se encuentre: los centros de Santiago, Valparaíso, Concepción y La Serena, muestran grados de vandalismo, abandono y deterioro que ya no dan para más”, señalo en su carta Ciudad de todos.

Ese mismo mes, la ciudad de Santiago vio con estupor cómo fue vandalizada la cúpula del Museo Nacional de Bellas Artes. El presidente de AOA, Pablo Jordán, sostuvo en La Segunda que “como Asociación de Oficinas de Arquitectos de Chile, condenamos categóricamente este hecho y nos hemos puesto a disposición para otorgar la ayuda requerida a su director en las tareas de restauración y sanción de este hecho lamentable”. Por su parte, el pastpresident Yves Besançon sostuvo en una columna “La belleza vulnerada” publicada en The Clinic que “el daño causado al edificio del Museo es una puñalada al alma misma de la Arquitectura nacional, es desconocer el lugar que alberga el arte y la cultura como ningún otro, es olvidar que es el soporte de una gran colección de obras que nos pertenece a todos, ese espacio ha sido vulnerado en su integridad física y se ha violado la pureza de su espíritu”.


Finalmente, en agosto fue noticia -y comentario de AOA en medios de opinión-, el deterioro del Mercado Central en Santiago, donde Yves Besançon sostuvo en La Tercera que “luego del estallido social, seguido de la pandemia y hoy sometido a la delincuencia del sector y al descontrolado aumento del comercio ambulante ilegal que se han tomado las calles del centro de Santiago, sufre el abandono de las autoridades y la ceguera institucional que con una negligencia evidente y una insensibilidad incomprensible no atinan en tomar medidas para evitar otro cáncer urbano en pleno desarrollo”.


Al comenzar septiembre, el directorio AOA reaccionó a la quema del Molino Grollmus ubicado en Contulmo, pieza fundamental de la economía local, la que dejó dos heridos graves y terminó en la destrucción de un edificio patrimonial.

Con motivo del Día Mundial del Urbanismo, tanto Mónica Álvarez de Oro como Yves Besançon participaron de la prensa de opinión. “Calificado como una necesidad y un derecho, un buen desarrollo urbano permite organizar nuestras ciudades con el objetivo de entregar a sus habitantes un hábitat en el que la vivienda, los servicios y el espacio público sean parte integral de la ciudad que funcione como un sistema”, sostuvo Besançon en su carta Urbanismo de La Segunda, mientras que Mónica Álvarez de Oro señaló que “El urbanismo no es sino la disciplina que acoge al ser humano en todas sus manifestaciones del vivir colectivo y, a horas de haber celebrado su día mundial, celebramos con ello a la propia humanidad”, con una misiva denominada El arte de vivir en colectivo y publicada en más de diez medios regionales

Commentaires


bottom of page