top of page
  • AOA

AOA inicia su ciclo de Recorridos 2023: Monasterio Los Benedictinos

Guiada por el arquitecto Carlos Maillet, la cita agendada para el 25 de marzo explorará los detalles de este monumento que se asoma por sobre el valle del Mapocho.


El próximo sábado 25 de marzo se llevará a cabo el primer recorrido de la Asociación de Oficinas de Arquitectos de Chile (AOA) programado para el año 2023 y se dirigirá al Monasterio Los Benedictinos, estructura proyectada por dos arquitectos y religiosos benedictinos, declarado monumento histórico el año 1981 y ubicado en calle Montecassino 960, en la comuna de Las Condes.


Visitas que comenzaron el año pasado, los recorridos arquitectónicos ofrecidos por la AOA y su Comité de Globalización y Misiones tienen por objetivo descubrir la ciudad de una manera distinta, visibilizando y valorando el patrimonio arquitectónico que nos rodea. Una instancia mediada por un grupo de profesionales recorren y descubren los detalles que permiten valorar los edificios en toda su magnitud.


El recorrido agendado en el Monasterio de Los Benedictinos, estará a cargo el arquitecto Carlos Maillet Aránguiz, Director de Arte y Conservación Patrimonial en la Universidad San Sebastián, que junto a los asistentes, explorará los principales aspectos arquitectónicos, patrimoniales, espirituales y litúrgicos de este monumento, instancia que coincidirá con la primera Restauración de las fachadas de este icónico edificio con técnicas de ultima generación ejecutadas por la oficina AOA, Grupo Praedio.


“El Espacio Indecible de los benedictinos”, explica Maillet, “se dirigía a los que tienen la misión de conseguir una ocupación del espacio justa y eficaz, la única capaz de poner en su lugar las cosas de la vida y, por consiguiente, de situar la vida en su único ambiente verdadero, aquel donde reina la armonía. Solo alcanza la armonía lo infinitamente, justo, sonante y consonante; lo que, a fin de cuentas, arrebata inconscientemente la sensibilidad profunda; lo que rosa el filo de la emoción”.


A modo de contexto histórico, en 1916, cuando el Padre Juan Subercaseaux, estudiando en Roma, conoció a los benedictinos franceses, decidió fundar un monasterio en Chile. Con ayuda de su familia y la congregación de Solesmes se establecieron los benedictinos en Santiago, en 1938. Años más tarde, diseñado por los arquitectos Martín Correa Pinto y Gabriel Guarda, el monasterio fue construido entre 1962 y 1964, con un cementerio al interior, donde descansan los restos del Padre Pedro Subercaseaux.


En palabras del Padre Benito Rodríguez, abad del Monasterio Benedictino de la Santísima Trinidad de Las Condes, este tipo de monumento se ha abierto actualmente, a un nuevo tipo de visitante, no el tradicional que llega a sus puertas, sino aquel que llega de manera virtual, buscando por internet, una forma de acercar a más personas al monasterio.


“Junto con darte la bienvenida a ti, querido visitante virtual, deseo también invitarte a visitarnos personalmente, pues esta portería web de ninguna manera pretende reemplazar a la portería real, que no se alcanza sino viniendo personalmente al monasterio. Si lo que has leído ha sido de tu agrado, quizás podrás sentir el deseo de participar de las Horas (que nosotros llamamos Oficio Divino). O conocernos más quedándote un par de días en nuestra hospedería para compartir nuestra manera de buscar a Dios, al ritmo de nuestra jornada monástica”, explica el Padre Benito.


La invitación ya está hecha, para quienes quieran asistir a este recorrido, que se llevará a cabo el 25 de marzo desde 09:00 a 12:30 hrs., deben inscribirse al correo globalizacion@aoa.cl, con un valor de $10.000 para socios y familiares y, de $25.000 para no socios.


Para conocer más ...

El Monasterio de Los Benedictinos ha estado presente en la Revista AOA en dos ocasiones: en la Edición #25, donde fue presentado como obra y en la reciente Edición #46, donde se consignó en la Sección Patrimonio, con el detalle del trabajo de la Universidad del Desarrollo y Grupo Praedio, con el apoyo de la Fundación Getty, para su preservación y protección.




Comments


bottom of page